Antes de la carrera:

Cuando los atletas proyectan participar en una carrera, planifican una rutina de entrenamiento de acuerdo con sus cualidades, debilidades y fortalezas. Igualmente, cuando las empresas van a preparar su Plan de Acción parten de cuáles son las características de su producto o servicio, de sus funciones, así como de cómo quieren crecer o diversificarse.  Esto lo redactan a modo de su Misión y Visión. En otras palabras, de quienes son y cómo quieren verse.

A nivel individual procede debemos establecer y redactar la meta que anhelamos como resultado del análisis de la contestación a las siguientes preguntas:

¿Quién soy?

¿Cuáles son mis mejores cualidades o fortalezas?

¿Cuáles son mis debilidades, para corregirlas o reforzarlas?

¿Hacia dónde quiero dirigirme?

¿Qué deseo hacer en el futuro?

Te invitamos a que cuando vayas a redactar tu meta

  • escojas un lugar tranquilo y agradable
  • redactes a mano la contestación a las preguntas mencionadas arriba
  • luego en resumen decide cual va a ser la meta que te propondrás alcanzar
De acuerdo con expertos neurocientíficos es recomendable escribir a mano, aunque sea de vez en cuando. Indican estos que cuando escribimos a mano desarrollamos una mayor capacidad para generar ideas nuevas y retener información.

Redaccion de la meta

Ciertamente nuestra salud, nuestras relaciones familiares y personales así como nuestra estabilidad económica son aspectos importantes de nuestra su vida, pero … ¿qué hay de ese sueño especial?

Muchas veces el diario vivir no nos deja enfocarnos y dedicarnos a lograr ese sueño o  meta especial.  Vemos como se nos consume el tiempo, en el día a día, y no alcanzamos a enfocarnos e INICIAR el proceso hasta alcanzar eso que tanto anhelamos.  Muchas veces se necesita una fuerza de voluntad férrea para alcanzar lo que nos proponemos.  No todos nacemos con ese empuje sin embargo, es posible crear disciplina, tenacidad y perseverancia modificando nuestro  diálogo interno.  Para esto es necesario la motivación y crear los hábitos correspondientes.

Reflexiona y piensa en lo que más anhelas alcanzar.  Respóndete sin límites a ¿qué quiero hacer?  No te reprimas ni te excuses.  Sueña, sueña!   Si no tienes una clara visión de lo que quieres hacer, los expertos aconsejan participar en tareas de voluntariado que te llamen la atención o matricularte en cursos específicos que te ayuden a ir identificando tu norte, tu pasión. Hay muchos disponibles en You Tube y gratis !

Tambien es recomendable acostumbrarnos a hacer lecturas diarias de motivación y optimismo, así como a relacionarnos con personas que nos ayuden a inspirarnos.  Ya que las redes sociales consumen preciado tiempo de nuestra vida, utilicémoslas sabiamente haciéndonos fan de esos sitios que presentan mensajes de motivación diariamente o datos o información del tema de nuestra preferencia relacionado a tu meta. Es importante ser constantes en el tema inspiracional de modo que, con el tiempo, en tu diálogo interior, prevalezcan ideas que irán formando la base de tu sistema de creencias, de donde se desprenderán las acciones diarias como un hábito, se anclarán las emociones a las ideas y nos iremos acercando hasta alcanzar los resultados deseados.

¿Tenemos claro hacia dónde dirigirnos?

¿Sabemos lo que queremos?

Al respecto, es importante hacer un análisis de tus gustos e intereses.

Presiona aquí para mayor información. 

Accion diaria
De vez en cuando detente y verifica cuan cerca estás de dónde quieres llegar, pues puede que te des cuenta que tal vez debes hacer algunos ajustes para poder lograr lo que en un momento te propusiste.

Para que no olvides que diariamente debes de realizar algún avance dirigido al alcanzar la meta propuesta, coloca algún recordatorio o nota en un lugar que veas a diario.

En Japón…….